Diagnóstico facial

La piel de cada persona es única y por este motivo requiere cuidados único.

El ritmo actual, el creciente estrés, las prisas, la polución e incluso la alimentación son agentes que influyen en el aspecto de nuestra piel. Su tono se apaga, comienza a presentar manchas y poros  dilatados. Una limpieza facial es un tratamiento destinado a limpiar el rostro con el objetivo de eliminar las impurezas de la piel, la células muertas y los famosos puntos negros o comedones.

Tiene un doble propósito: activar el proceso de renovación celular (dando así un mejor aspecto al rostro) y preparar la piel para aprovechar al máximo las propiedades de los cosméticos que se aplica posteriormente.

Muchas veces no conocemos en profundidad el tipo de piel que tenemos y esto hace que cometamos errores a la hora de elegir los cosméticos que vamos a utilizar.

Un correcto diagnóstico facial es fundamental para conocer las particularidades de cada piel

y los problemas y necesidades concretas que puedan presentar.

En nuestro centro de belleza KALENDULA te proponemos realizar un análisis completo de tu piel para conocer cuáles son sus necesidades específicas. Realizaremos nuestro diagnósticos con un equipo de medición profesional, equipado con un eficiente sistema de análisis dermatológico que nos permite evaluar el estado de la piel en profundidad. Medimos los niveles de todos los parámetros cutáneos:

Con estos parámetros que determinan el aspecto y el tipo de piel de cada persona. Gracias a este estudio determinaremos si existe alguna carencia o problemática cutánea y qué tipo de productos y protocolo de trabajo sería el más indicado a cada caso.

Abrir chat