Tratamientos Bioluminescentes

con Protheus + Fhos

¡El elixir de la juventud lleva energía lumínica¡

Fotorejuvenecimiento facial

La luz pulsada intensa emite una banda ancha de luz policromática, los equipos actuales permiten colocar diferentes filtros de luz según el problema a resolver, también modificar la duración, modalidad de los pulsos e intervalos de onda. La luz pulsada o IPL elimina las huellas del paso de los años, el estrés y mejora las pieles envejecidas por haber estado expuestas al sol de una manera continuada (envejecimiento actínico). Proporcionando un rejuvenecimiento global y uniforme del rostro, cuello y escote e incluso manos.

Beneficios del RFPL

El foto rejuvenecimiento es un tratamiento antiaging que actúa como bisturí inteligente. La energía de la luz actúa en las capas más profundas para mejorar gradualmente la tonalidad, flacidez y textura de la piel, estimula la formación de colágeno y la circulación de la sangre, favorece la regeneración de la piel, elimina manchas y rojeces, reduce los poros dilatados y la secreción sebácea, mejora las cicatrices de acné. Elimina y reduce las arrugas tanto las más finas como las de profundidad media, aporta mucha luminosidad a la piel

Tratamiento

El tratamiento debe iniciarse con la piel perfectamente limpia sin maquillaje ni cremas. Se realiza utilizando un gel frio sobre la zona, que permite la transmisión de la energía de la luz y un sistema de enfriamiento del cabezal que protege, las capas más superficiales de la piel. No es doloroso ni agresivo, a lo sumo el paciente puede percibir un ligero calor o un leve pellizqueo, como si se tratara de una chispa de electricidad.

En función de la zona a tratar el tratamiento puede durar en cabina desde treinta minutos hasta una hora, al terminar la sesión puede aparecer un ligero enrojecimiento en la piel, que tiende a desaparecer progresivamente. Después del tratamiento el paciente puede maquillarse e incorporarse a su vida normal.

Resultados

Los resultados son evidentes desde la primera sesión y de una manera progresiva se va notando una mejora general en la calidad de la piel, se necesitan entre tres y cinco sesiones con un intervalo como mínimo de dos a tres semanas.

El fotorejuvenecimiento se puede combinar con otros tratamientos como exfoliaciones químicas o microdermoabrasion ya que estos actúan sobre la capa externa de la piel y la luz pulsada trabaja sobre las mas profundas.

¡ Cuidado con el sol !

La piel no debe estar bronceada ni haber utilizado autobronceadores con anterioridad al tratamiento. Recomendamos no exponerse al sol directamente al menos quince días antes de cada sesión. Después del tratamiento se recomienda el uso de protección solar en la zona tratada, usarla diariamente hasta finalizar todas las sesiones de tratamiento y evitar exposiciones prolongadas al sol.

Abrir chat